Posted by Carmen Canales
31 mayo, 2014
10 Flares 10 Flares ×

La morosidad entre empresasLa morosidad entre empresas: cómo combatir las deudas sin perder liquidez

La morosidad entre empresas es una de las principales causas de asfixia de las empresas y muy especialmente de las pymes. Según los datos de la patronal Cepyme, solo entre los años 2007 y 2012, más de 60.000 empresas tuvieron que cesar su actividad en España por este motivo y, como consecuencia directa, más de 600.000 trabajadores se quedaron sin empleo.

Es un problema directamente relacionado con la falta de liquidez y con las dificultades actuales para acceder a un préstamo y que afecta a todo tipo de empresas, exportadoras o no. Pero, en numerosas ocasiones, es de mayor incidencia en empresas que empresas procesos de internacionalización, donde los costes de estructura y financiación se disparan, donde además las pymes se encuentran con frecuencia con sus líneas de financiación al máximo y teniendo en cuenta que las operaciones de comercio suelen ser de cierto volumen para abaratar costes de transporte al máximo. En estos casos un impago y la morosidad entre empresas puede suponer el bloqueo o, como mínimo, dificultar la actividad normal de la misma.

El trasfondo va mucho más allá de una cuestión de plazos de pago, ya que en la coyuntura económica actual la morosidad entre empresas actúa como un auténtico círculo vicioso: una empresa no paga a otra, porque a su vez una tercera tampoco le ha pagado. Y la situación acaba salpicando a más y más empresas, con unas consecuencias que pueden ser devastadoras para el conjunto de la actividad económica y del tejido empresarial.

Además de poner trabas al funcionamiento normal de la empresa la morosidad entre empresas, el hecho de que un negocio no tenga saneado su balance le supone tener un obstáculo adicional a la hora de poder acometer con éxito una operación de crédito.

Teniendo en cuenta que el principal problema para saldar una deuda no es la voluntad de las empresas a la hora de pagar sino la falta de liquidez (“yo no puedo pagar porque a mí tampoco me pagan”), una fórmula amistosa e interesante desde un punto de vista práctico es la llamada compensación de deudas, consistente en que una empresa pueda pagar con lo que le deben, sin intermediación de bancos ni de la vía judicial, y sin movimientos de dinero.

Cómo funciona la compensación de deudas: solución a la morosidad entre empresas

El procedimiento más simple a la hora de ejecutar una compensación de deuda sería entre dos empresas que mantienen una relación comercial y que mutuamente se deben dinero. En este caso, es muy sencillo: ambas empresas solo tendrían que compensar las cantidades que se adeudan, bien por el total o por el máximo importe que sea posible.

Pero, como hemos comentado, la morosidad entre empresas es un problema que suele implicar a varias empresas dentro de una misma cadena de deuda.

En este sentido, la plataforma www.deudae.com ha lanzado un servicio que se presta directamente online y que permite que cualquier empresa pueda registrar sus facturas pendientes de pago y de cobro con el fin de que se puedan compensar y, con ello, eliminar o reducir al máximo sus volúmenes de impagos. Esta circunstancia ocurre con frecuencia en internacionalización, donde empresas de distintos países comparten importaciones y exportaciones de productos complementarios en sus respectivos países.

Esta solución financiera es válida tanto si la empresa es exportadora como si no lo es, ya que Deudae garantiza su intermediación para la compensación de deudas igualmente con empresas extranjeras, dentro de la Comunidad Económica Europea (CEE), Inglaterra y Estados Unidos.

El servicio no tiene ningún coste de alta y es totalmente confidencial (los datos nunca quedan expuestos al público, solo entre las partes implicadas). Una empresa solo tiene que registrar sus facturas pendiente de pago y de cobro y un algoritmo diseñado específicamente por el departamento de la UNED para Deudae se encarga de cruzar los datos y de detectar todas las posibles cadenas de deuda y a las empresas implicadas para proceder a la compensación del mayor importe de deuda que sea posible en cada caso con su intermediación.

Ventajas de la compensación de deudas

El sistema de la compensación de deudas es un mecanismo regulado por ley en el Código Civil y que ofrece distintas ventajas a la morosidad entre empresas y comparado con otros posibles alternativas:

  • Es una fórmula amistosa que permite eludir la vía judicial, con todo lo que ello implica
  • Es una solución que permite sanear los balances de las empresas sin perder liquidez, ya que no existe un movimiento de dinero como tal en ningún momento
  • Es una fórmula que permite agilizar los trámites de cobro y de pago con independencia de la disponibilidad de liquidez en la tesorería de la empresa
  • Es un sistema que permite detectar cadenas de deuda y acotarlas antes de que sus consecuencias vayan a más
  • Es un procedimiento sin coste de partida para las empresas: solo habrá que pagar una comisión a la plataforma de intermediación una vez se haya ejecutado con éxito la compensación de deuda y, por tanto, la empresa ya haya conseguido resultados. Esta comisión se aplicará siempre sobre el volumen compensado en cada caso.

Os agradeceremos todos los comentarios que hagáis sobre todo lo relacionado a la morosidad entre empresas y los sistemas de compensación.

Únete a nosotros
10 Flares Twitter 0 Facebook 5 Google+ 5 LinkedIn 0 Email -- Pin It Share 0 10 Flares ×

3 Responses to “La morosidad entre empresas”

  • dan losada

    Muy buen aporte. Una alternativa muy buena para muchas pymes con problemas de liquidez y más aún en estos tiempos de crisis.

    Responder
  • Paula Guzmán

    Parece una fórmula bastante interesante, porque ciertamente la morosidad es un problema muy serio para las empresas y no porque exista falta de voluntad a la hora de pagar, sino por las dificultades para hacerlo. En este caso, lo de no implicar movimiento de liquidez parece sin duda una buena ventaja a considerar.

    Gracias por la info y un saludo!

    Responder
  • cobro de deudas

    el utilizar la compensación contablemente parece interesante y evitar tener que acudir a juicio. Es una vía de solución imaginativa

    Responder

Leave a Reply